Mi?rcoles, 14 de junio de 2017

Un día el faraón estaba solo y no encontraba nada que lo pudiera distraer.

Entonces el rey pide que sus hijos le relaten algún cuento.

Cada uno de ellos le hablan de unos magos que vivían en tiempos antiguos.

Uno de estos magos supo dar vida a un cocodrilo de cera para que diera muerte a los amantes de su mujer, oto recogió una joya del fondo del mar después de haber doblado una parte del agua sobre la otra.

Uno de sus hijos comienzo un relato sobre un mago que vive todavía, de Djedi, que sabe colocar en su sitio la cabeza cortada del tronco y conocer los secretos del santuario de Thot.

Kheops manda inmediatamente por el sabio, para que acuda a su corte y demuestre sus poderes mágicos en un prisionero.

Pero Djedi se opone: No con un ser humano, mi señor…

De modo que le cortan la cabeza a una oca y colocan esa cabeza en el lado oeste del pabellón, mientras que el cuerpo queda en el lado este.

Djedi pronuncia sus palabras mágicas, el cuerpo y la cabeza se van acercando, una vez juntas la oca vuelve a la vida y comienza a graznar.

Djedi da aún otras pruebas de su poder, pero se niega a comunicar al faraón el número de las cámaras secretas del santuario de Thot.

Pero le profetiza que el mayor de tres hijos aún no nacidos de la mujer de un sacerdote del dios sol, Ra, le traería la caja de piedra con los documentos secretos.

Señala que estos trillizos, engendrados por el propio dios Ra, ocuparían un día el trono de los faraones.

 

A partir de ese momento el cuento se convierte en un panfleto político destinado a legitimizar el reinado de los monarcas de la Dinastía V que afirman ser hijos de Ra.


Fuente: http://www.egiptoforo.com/antiguo/Cuento_de_Kheops_y_el_mago_-_Literatura



Publicado por Llassa @ 11:00  | Relatos sobre Egipto
Comentarios (0)
Comentarios