Lunes, 29 de mayo de 2017

Cuatro peregrinos de distintos países estaban llevando a cabo una peregrinación.

Vivían de la caridad pública y, con un poco de dinero que les dio una persona piadosa, decidieron comprar

algo para comer. El persa se apresuró a decir:

-Quiero augur.

-Pues yo quiero inab –protestó el árabe.

El turco replicó:

-Ni hablar, pues yo quiero uzum.

El griego vociferó indignado:

-Lo que yo quiero es stafil.

Y entonces todos comenzaron a discutir y a insultarse violentamente, hasta que pasó por allí un hombre que entendía diferentes lenguas, pidió el dinero para ir a comprar lo que todos deseaban y regresó al rato con uvas, que era

lo que cada uno de ellos había solicitado en su respectivo idioma.


Publicado por Llassa @ 14:00  | Cuentos arabes
Comentarios (0)
Comentarios