S?bado, 19 de noviembre de 2016

¡Cuándo nos besamos y sus labios se entreabren
vuelo a la altura de las nubes sin cerveza!
¡Qué paraíso ganado, qué plenitud,
qué vuelco celestial de los acontecimientos!
¡Ah, alza una para Menkat, Nuestra Señora del Licor,
pero mantén la boca apretada
sobre la muchacha!

Fuente: Enlace


Publicado por Llassa @ 11:00  | Poemas sobre Egipto
Comentarios (0)
Comentarios