S?bado, 15 de octubre de 2016

¿Te entristece que digan

han partido los palanquines de las mujeres?

¿Cómo podrás soportarlo, ¡ay de ti!

cuando se vayan?

No hay más que muerte en su partida

y si no, una resignación

como acíbar y tristeza

la vida era dulce

bajo la sombra de su presencia

y el jardín de la unión amorosa

el más fragante perfume.

¡Qué felices noches en las que no temía a los reproches

por la pasión ni me asustaba que hubiera huída

a nuestra unión¡

¡Ojalá supiera, ahora en la separación,

si todo será como fue antes!


Publicado por Llassa @ 11:00  | Poemas arabes
Comentarios (0)
Comentarios