Lunes, 26 de septiembre de 2016

Celebración del viento y de los árboles

Si el espacio llorase,

como pretende la nube,

el viento sería una historia de lágrimas.

En el polvo toco

los dedos del viento.

En el viento leo

la escritura del polvo.

El camino no puede avanzar de verdad

más que a través de un viento dialogante

con su propio polvo.

El viento posa la mano derecha

en el hombro de la rosa

y se mete la izquierda en el bolsillo.

Viento: ladrón de perfume.

El viento es el dialecto

en la naturaleza.

La luz es la lengua culta.

El aire:

único amante

con quien baila la rama

mientras se dispone a acostarse

con otro amante.

Vientos: cuerpos que caminan

con pies invisibles

como de ángeles.

Viento: palabra confusa que murmura

el silencio cósmico.

El viento enseña silencio

aunque no cese de hablar.

Hoy,

triste por el aire enfermo,

la adelfa no ha bailado.

Al árbol le gusta entonar canciones

que el viento no recuerda.

Viento: puerto único,

movimiento perpetuo

hacia lo desconocido.


Publicado por Llassa @ 20:36  | Poemas arabes
Comentarios (0)
Comentarios